El cuarto año del acuerdo con la UE se inicia con nuevos aranceles

Con la llegada del 2020 también se inicia un nuevo año de la vigencia del acuerdo comercial Multipartes con la Unión Europea (UE), que rige desde el 2017 y que tiene un cronograma de desgravación de aranceles que depende del tipo de producto. Al igual que en años anteriores, desde el 1 de enero del 2020 algunos productos provenientes del bloque se gravarán con menos aranceles o, incluso, con tarifas de 0%, lo que repercute en mejores precios al consumidor final.

Bombones, caramelos, confites, condimientos y sazonadores son algunos de los ar­tículos europeos cuyos aranceles bajarán al 0%. En el 2016 estos bienes tenían tasas de entre el 20 y 30%. Para el 2019, las tarifas eran del 5 al 8%, según la Cámara de Comercio de Quito (CCQ). En los tres años de vigencia del convenio Multipartes, la balanza comercial no petrolera entre Ecuador y la UE favorece al país andino, aunque el 2019 cayó el intercambio.

Cifras del Banco Central del Ecuador (BCE) muestran que de enero a octubre la balanza registró tuvo un superávit de USD 483,7 millones, debido a que las exportaciones superaron a las importaciones. Sin embargo, representan una baja importante frente al mismo período del 2018 y del 2017, donde el superávit fue superior a los USD 700 millones.

Empresarios importadores y exportadores destacan que el acuerdo ha sido beneficioso y añaden que el debilitamiento de la economía interna influye en el intercambio comercial.

“En lo que va del 2019 se aprecia una reducción del comercio, pero es el resultado de la coyuntura nacional. Mantener un acuerdo con la UE es una señal positiva hacia el resto de países. Nos ayuda a concretar nuevos acuerdos y atraer inversión extranjera directa”, reflexionó Juan Carlos Días-Granados, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG).

En el 2015 el comercio presentaba una importante contracción general de 7% en exportaciones y 17% en importaciones. El comercio total (exportaciones e importaciones) con el bloque aumentó 8,5% en el 2018, según la CCG.

La puesta en marcha del tratado incluye programas de desarrollo productivo. Un segmento es expandir las exportaciones con más empresas que vendan en el exterior. Resultado de eso es que desde el 2017, 150 firmas empezaron a exportar a la UE con un variado catálogo, de acuerdo con la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).

Antes, 1 300 empresas ecuatorianas comercializaban con esa zona, ahora son 1 450. La canasta de productos que el país envía tiene alrededor de 630 bienes, refirió Xavier Rosero, gerente técnico de Fedexpor.

La actual baja de la balanza comercial es consecuencia de una pérdida de la competitividad de las compañías, debido a las condiciones económicas del país, agregó Rosero.

La desaceleración de la economía y el menor consumo en los hogares también afectan a las importaciones. La venta de vehículos europeos, por ejemplo, se redujo en 0,1% entre 2018 y 2019, según la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade). Esto ocurre pese a la reducción arancelaria gradual establecida en la firma con la UE.

El cronograma de desgravación se fijó en ocho años, desde el 2017, hasta llegar al 0%. Para el 2020, los vehículos fabricados en la UE tendrán una nueva reducción de 5 puntos porcentuales. Un auto SUV de tracción simple, por ejemplo, que pagaba 25% de arancel en el 2019, pagará un 20% el siguiente año.

“Aunque la participación europea se ha contraído, no se puede desconocer que este sector ha tenido un importante crecimiento desde el acuerdo. En el 2017, la participación de las marcas europeas era menos del 2%. En tres años se ha triplicado”, explicó Genaro Baldeón, gerente de la Aeade.

El vocero detalló que a pesar de las menores ventas, el convenio comercial propicia que el mercado de autos europeos sea más variado y competitivo en la alta gama. Este año entraron dos nuevas marcas a Ecuador: Lotus y Maserati. En el país hay 18 marcas europeas.

Alejandro Vaya, director de ventas de Autolider Ecuador, que maneja la marca Mercedes Benz, dijo que “el acuerdo ha sido clave para que nuestros clientes puedan adquirir vehículos con precios asequibles y eso nos ha permitido superar las expectativas de ventas en comparación con el 2018. El segundo factor es que hemos traído modelos nuevos con altos niveles de equipamiento y precios competitivos”.

Hay marcas que lograron incrementar sus ventas, pese al escenario económico. En el caso de Fiat se comercializó un 26% más de vehículos en el 2019 respecto al 2018. La empresa detalló que cuando se firmó el acuerdo con la UE, Corporación Maresa comenzó a importar sus modelos Fiat 500 (Lounge y Cabrio) y Fiat 500X (SUV) desde Europa. “Esto nos permitió diversificar el portafolio y fortalecer la marca Fiat en el país”, dijo la firma.

FUENTE: El Comercio